Friday, November 10, 2006

ACABA

El fin del uno empieza.


Ciertos eslabones que componen la maravilla de la revolución dejan de aportar las necesarias fuerzas para adquirir conocimiento científico. Y todo se vuelve pura intuición.

Los vitalistas afirmaban q Adán y Eva eran el comienzo, todo eso terminó cuando Darwin descubrió aquella célula simple en la lengua de la serpiente. El conocimiento científico nació en ese momento. la intuición era el eco del aleteo de un ave fenix.

La ideología del porqué, no representa solución a la incertidumbre y a la ignorancia, más bien viene a posarse en un subnivel poco entendible, apagado y sepultado.

Lo inmaculado y lo desgraciado van en formato siamés transitando cualquier suceso interpersonal que pudiera interferir entre algo conspirado o lo inevitable. No trasciende el inepto ante la talla abrumadora del locuaz.

El ser, como elemento independiente de la transición real, se estaciona cada vez más en lo profundo de la sombra. A escasa luz de sabiduría, menos intentos de elevarse le será otorgado. Con inintencionada acción auspicia su caída irreversible a lo oscuro. El fin es negro.

La metamorfosis de las proporciones adquiere protagonismo en el amplio evento, mientras va durmiendo paulatinamente la capacidad de actuar de manera unitaria. Destellos de ambigüedad transmutan de lo monoteíco a lo estereofónico y cada racha de luz muere en el intento de iluminar el paso del único.

Es posible que el contenido acabe inesperadamente, tanto que sea todo esto una fotocopia adulterada de todos los momentos que no son.

Rz

4 comments:

Boris Dedoff said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Boris Dedoff said...

La ideología de un porque, no será un concepto del entendimiento causal que tenemos los seres humanos mortales? Es decir, las cosas estan aqui por causas, razones, y nos basamos en estas razones para explicar el SIGNIFICADO de las cosas, un justificativo que necesitamos por nuestra propia naturaleza dual... Precisamos la tranquilidad de un origen definido, si es posible de la parte "buena" y no la "mala" del cosmos. Tal dilema surge de la dualidad de causa-efecto, bien-mal, hombre-mujer, blanco-negro, humano-dios. La ideología del porqué conduce toda aspiracion, emocion, tristeza y realización humana.

Mauri Alfaro said...

El ser humano debe ocupar su tiempo con activiades de rutinas incesantes, de lo contrario nuestras mentes se llenarian de preguntas existenciales imposibles de responder. Es cierto, el "porque" nos empuja a seguir buscando, a seguir analizando y aspirando pero asi tambien como personas no solo debemos buscar el porque sino entender el porque y si es posible en nuestra infinita gloria simplemente aceptar las cosas como son.

Boris Dedoff said...

Al negar su anhelo de descubrir las sutiles esencias del universo, el ser humano evitaría la eterna pregunta de la causación. Sin embargo también estaría negando su naturaleza, lo que lo acerca a su concepto de la divinidad. El hombre que define al porque en primera instancia ("Todo existe por tal razón, porque Dios lo creó, o etc."), improvisa las evidencias que lo hacen "entender" las cosas como son... Sin embargo, entender realmente el porque es mucho mas dificil.